Buscar

Reduce tu huella ecológica

Te damos unos consejos para reducir tu huella ecológica (la totalidad de gases

de efecto invernadero emitidos por efecto directo o indirecto de un individuo) y vivir más en armonía con la Madre Tierra.


Antes de todo debemos entender que el mundo requiere de una visión más holística: hay que pensar en el microcosmos para entender el macrocosmos, hay que pensar globalmente para poder actuar localmente. Amar, percibir, cuestionar y reflexionar cómo y para qué vivimos, para quién y con qué fin trabajamos, de dónde sacamos nuestras energías y hacia dónde las canalizamos. Consciencia, percepción y estimación por todo lo que existe, próximo o lejano, pequeño o grande, es sentir compasión y solidaridad por todos los terrícolas, por todos los seres vivos y por nuestra Madre Tierra.


A continuación os proponemos un listado de actuaciones ecológicas empezando por las de mayor relevancia: 1: Rechazar o reducir el consumo de aquello (productos, servicios, como agua, luz, comida, etc.) que no sea imprescindible y, siempre que sea posible, optar por los productos de segunda mano para disminuir la energía gris (referencia a la cantidad de energía consumida en todas las fases del ciclo de un producto, material o servicio). 2: Rechazar o reducir el consumo de carne, pescado, huevos y derivados lácteos, ya que la ganadería es responsable de al menos el 51% del calentamiento global (Revista Instituto Worldwatch 2008).3: Consumir productos locales, por temporada y orgánicos (evitando transgénicos y fertilizantes). Apoyar sistemas de comercio justo y comprar en pequeñas cooperativas en lugar de a grandes empresas o multinacionales. Es muy importante informarse sobre el origen de cada producto.4: Transporte: utilizar bicicletas y transportes públicos, hacer autostop, reducir al máximo el uso de aviones, buscando otras alternativas como el barco o barcostop.5: Reducir al máximo el consumo de productos derivados del petróleo (ejemplos: bolsas de plástico, envases, nylon, juguetes, gadgets, etc.)6: Únicamente tener encendidos luces y aparatos electrónicos cuando se necesiten usar. No hace falta lavar la ropa tan frecuentemente, y al hacerlo, usar siempre agua fría. No hace falta utilizar detergente (puedes usar la bola ecológica o detergentes biodegradables). No utilizar la secadora (tender la ropa al sol o dentro de casa). No utilizar el microondas y evitar el aire acondicionado. Optar por ventiladores, una buena arquitectura y abrir las ventanas para que corra el aire.7: Agua: es importante reducir el consumo directo e indirecto del agua (o sea, el agua requerida para la fabricación de cualquier bien o producto agrícola o industrial). Ducharse sólo lo necesario, brevemente y si es posible con agua fría, o utilizando un calentador solar. Reutilizar el agua de la ducha para lavar los platos, la ropa, la cisterna... No tirar de la cisterna para que se lleve la orina. Rechazar el agua y bebidas embotelladas, beber del grifo con la opción de instalar filtros o purificadores de agua. 8: Compartir las cosas que tenemos con los demás: coche, casa, máquinas, tiempo, amor… simplemente todo, porque compartir es vivir, ¡y así necesitamos todos menos cosas!9: Reducir al máximo los productos desechables y no bio-degradables.10: Cero basura: encontrar nuevos usos para los productos y si no es posible, reciclar absolutamente todo.11: Desarrollar huertos para crear autosuficiencia: huertos urbanos, huertos verticales, composta, permacultura, huertos comunales, brotes y germinados, etc.12: Reciclar comida, es decir, salvar alimentos que estaban por ser desechados (pese a estar en buen estado) en panaderías, mercados, supermercados, hoteles, restaurantes…13: Cambiar a un banco ecológico y a una empresa de energía renovable para gas y electricidad.14: Usar alternativas ecológicas siempre que se pueda. Ejemplos:- Alternativa ecológica para la menstruación de la mujer: la copa menstrual (Mooncup, Ladycup, Yuuki)- Ahorrador de agua en la ducha.- Bolsas de tela para hacer la compra.- Tazas reutizables para café, botellas o cantimploras para el agua.- Llevar tupperware al supermercado o mercado para no utilizar embalajes desechables.- Utilizar el agua de la lavadora para lavar el suelo, el coche, para tirar de la cadena, etc.- Utilizar servilletas y pañuelos de tela.



¡Pregunta a tus abuelos, ellos sabían vivir más ecológicamente! Sé creativo y piensa siempre en buscar alternativas.

NOSOTROS SOMOS EL CAMBIO

Fuente: http://es.forwardtherevolution.net/

#ecología #ecotips #lifestyle #xamania

25 vistas