Buscar

Ser con alguien

El verdadero amor potencia, no subyuga; expande, no reprime; libera, no aprisiona.


El amor es, primero que nada, amor propio: a quien soy, a mi camino y a mis heridas, a mis aprendizajes y mis desaciertos, a todo lo que integra mi ser. Y luego, es amor al otro, a su camino y a sus heridas, y a todo lo que integra su ser. Y entre esas dos "completitudes", entre esos dos sistemas cuerpo-mente, entre esos dos tejidos de historia y sueños, se tiende un puente.


Un puente no es un yunque, un puente no es una balanza. No oprime la voluntad de uno sobre la del otro, no implica des-igualdad. Un puente es un camino, un lazo, una mano tendida. Une dos extremos, dos principios, dos corazones. Es un ida y vuelta, camino de doblemano, no hay derecho ni revés.


¡Puentes, queremos! ¡No yunques, no cadenas, ni jaulas al corazón!


X A M A N I A

Mujeres fuertes, mujeres salvajes

Mujeres que sanan, mujeres que aman

45 vistas